martes, 24 de agosto de 2010

Capítulo 10 ¿quién eres tú?

Llegamos a casa, de camino, he estado pensando en qué regalarle, pero ¡no se me ocurre nada!

Cuando me va a dejar en mi portal, me dice:

-Oye, ¿te importa pasarte mañana por mi casa a las once?

Claro, allí estaré –sonrío, hace mucho que no iba a su casa-

Por cierto, tráete un biquini –se ríe-

¡okey! –sonrío-

Bueno, pues mañana nos vemos –sonríe, se me acerca y me da un pequeño beso-

¡adios! –digo y llamo a la puerta, mi madre me abre-

Ella se gira y observa a Javier y dice:
-Me alegra que hayáis vuelto-

Gracias Señora -dice Javier muy formalmente, por lo que no puedo aguantar y suelto una pequeña risa-

Llamame María por favor, lo de señora me hace sentir bastante vieja- se ríe-

Vale María, adios.

Adios –nos despedimos mi madre y yo-


Bueeno, casi toda la noche comiéndome la cabeza y sigo sin saber qué regalarle…
Uff!!
En fin, ya son las 10 y media y aún me queda ponerme el biquini y peinarme para ir a su casa.
Llego a su casa y le veo sentado en las escaleras del portal esperándome con una sonrisa. Dios como lo quieroo!!

-Hola!! –digo.
-Eyy –saluda mientras me acerco, y luego se arrima a mi y me besa muy suavemente.

Pasamos a su casa y veo a su madre dentro de la cocina.

Hola Tamara –saludo sonriendo , pues me había prohibido terminantemente que le dijera señora.

-Hola Claudia- se acerca y me da dos besos.

-¿qué estás preparando?-digo curiosa.

-Pues había pensado, que como te quedas a comer, voy a preparar lasaña-dice mirándome para ver que me parecía.

-Ummm, me encanta la lasaña, por qué lo sabrá-digo muy contenta, mientras miro a Javier, que acaba riendose.

-Bueno, ¿traes puesto el biquini Claudia? –me dice.

-Claro-sonrio.

-Entonces vamos a bañarnos- me mira.

-Ok- le guiño un ojo-

Salimos a su jardin, que por cierto, es enorme, es casi tan grande como mi casa, y no exagero eh?En el lateral derecho hay un camino que sale desde la puerta trasera de la casa, que da a la cocina, y llega hasta las hamacas que hay al lado de la parrilla junto con la barbacoa.

Nos sentamos en las hamacas y Javier se quita la camiseta, dejándome ver sus nuevos abdominales.
-se ve que te aburrías allí no?- sonrío y señalo sus músculos.

Se sienta a mi lado dejando la camiseta en la otra hamaca.
-mujer, sin ti, cómo no iba a aburrirme? –me mira a los ojos.

Aiiis –susurro, me acerco a él y le beso intensamente, con ganas, a lo que él responde de inmediato.

Oigo un carraspeo, y me separo inmediatamente, avergonzada. Cuando levanto la mirada, veo a un chico un poco mayor que yo, un año o quizás dos y con una intensa mirada azul, que contrasta bastante con su pelo castaño.

3 comentarios:

-Dimkaa- dijo...

:o Un nuevo ammor??

Qe interesante se ponee !!

Marta dijo...

ais!!!! esta genial!!! me e leido los 10 seguidos!! me esta encantando!! voi a por el 11 q estoi ansiosa!!
un besoo guapa :)

Cali Axfer dijo...

Me encanta hasta ahora ;D. 1 cosita, su madre no estaba muerta??? O_O